Domingo, Diciembre 5, 2021
Deportes

Chile 3 – Venezuela 0: “pan pa hoy, hambre pa mañana”

101vistas

(Hugol).-Jugando así, la selección chilena puede ganarle a Venezuela, pero es prácticamente imposible que clasifique al Mundial de Qatar 2022. Chile con Lasarte en la banca echó al tacho de la basura los planes de juego llevados a la práctica por Bielsa y Sampaoli, técnicos que hicieron de Chile un equipo competitivo en la elite del fútbol mundial. Tanto así, que la clasificación a los mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, es solo un dato de la causa.

Aunque el plan de juego de Bielsa era más intenso y vertical que el utilizado por Sampaoli, ambas organizaciones de juego tienen como denominadores comunes, el buen uso de los costados de la cancha, y la correcta caracterización y elección de los jugadores. En otras palabras, todos cumplían funciones acordes a sus virtudes y fortalezas.

No es volante mixto

Ante Venezuela Lasarte reemplazó al expulsado Charles Aránguiz con Diego Valdés, seguro porque Valdés entrega bien la pelota como lo hace Aránguiz, pero el entrenador de la selección chilena olvidó que Valdés no es capaz de quitarle una pelota a una abuelita en sillas de ruedas, simplemente, porque Valdés no es volante mixto como Aranguiz. Conclusión: Valdés no gravitó como volante de quite y tampoco lo hizo como volante de contención. Y como Chile le ganó a Venezuela, el entuerto de Lasarte pasó piola, y para colmo de males fue destacado por los “expertos” comentaristas de la TV. 

Si el problema era reemplazar al príncipe Charles, el jugador idóneo para cumplir dicha función era Arturo Vidal, y simultáneamente, en la función de Vidal, Lasarte pudo haber ubicado al “mago” Luis Jiménez, quién en la posición de centrodelantero que le dio el Lasarte, no tuvo una sola opción de gol. Si Lasarte quiere que Jiménez rinda jugando de nueve, que dirija a Palestino, donde todo el equipo juega y corre en función de Jiménez.

Pero Jiménez y Valdés no fueron los únicos que perdieron el tiempo cumpliendo roles que no les acomodan en la selección chilena.  Otro que pagó los costos de las malas decisiones tomadas por el entrenador de la roja, fue el propio Ben Brereton, quien en largos pasajes del partido se desgastó tratando de marcar por la banda izquierda. Y como el “gringo” Ben después de jugar una fuera de puesto convirtió un golazo de contragolpe, los comentaristas de la TV tampoco dijeron nada al respecto.  ¿Se acordarán que Brereton llegó a la selección chilena a jugar en posición de centroatacante?

El recambio existe

En un país como el nuestro, donde el análisis futbolístico no existe en la pantalla chica, los golazos de pelota quieta anotados por Erick Pulgar y el espectacular gol conquistado por el “gringo” Ben, no deben transformarse en los árboles que nos impidan ver el bosque. Lasarte no transita por la senda de Bielsa y ni de Sampaoli, y aunque muchos piensen que eso no es posible, porque no hay recambio para la generación dorada, no debemos pensar que Chile nunca más podrá jugar como antes, tenemos que creer que el recambio existe, y siempre ha existido. O acaso se nos olvidó que un día el “chupete” Suazo y Alexis Sánchez reemplazaron a “Bam Bam” Zamorano y al “Matador” Salas.   

En el medio local hay varios que tienen las condiciones para que Chile recupere el rumbo perdido por técnicos como Juan Antonio Pizzi, Reynaldo Rueda y Martín Lasarte. En los equipos grandes y en los equipos chicos, siempre hay jugadores con la capacidad de jugar en la roja, y rendir buenos exámenes. Tal como eternamente ha ocurrido en Brasil, Argentina y Uruguay, donde siempre se las arreglan para fabricar seleccionados de talla mundial. 

Dejar una Respuesta