Lunes, Junio 27, 2022
Deportes

La Selección Chilena necesita al Pablo Díaz de River Plate

262vistas

(Por Hugol) El defensa chileno Pablo Díaz ganó tres veces en el área penal de Atlético Paranaense, y en la tercera oportunidad, con un potente frentazo, clavó la pelota en un ángulo, marcando el agónico empate a uno, con que su equipo River Plate, por la Copa Libertadores, rescató un valioso punto en tierras brasileñas.

Cuando el líbero Pablo Díaz juega por River Plate tiene vocación ofensiva en las pelotas quietas,  pero cuando juega por la Selección Chilena no ocurre lo mismo. Por lo menos, así ocurrió en las dos últimas fechas clasificatorias,  rumbo al Mundial de Qatar, cuando el aguerrido zaguero nacional no lució su poderío ofensivo frente a Perú y Venezuela.

Aunque es imposible saber que carajo de instrucciones les entrega a los jugadores de la Selección Chilena el entrenador Reinaldo Rueda, a simple vista, queda la impresión que los cuatro defensores de la roja defienden y los volantes defensivos también. En otras palabras, pese a lanzar a la cancha un sistema de juego ofensivo, con tres hombres en punta, Rueda no pone en práctica un plan de juego donde todos, desde el arquero hacia adelante, tengan la misión de hacerle daño al rival, como ocurría en la roja con Bielsa y Sampaoli.

Filosofía Bielsa

Tomando como ejemplo la última formación titular de Chile, esa que perdió en Venezuela, los únicos que en alguna medida cumplieron con la filosofía del loco Bielsa, fueron Mauricio Isla y Arturo Vidal, y pare de contar. El resto, incluido Sánchez, murió en el intento. Otro que sucumbió y no explotó todo su potencial, fue Erick Pulgar, quien con Sampaoli de entrenador, seguro hubiese pisado el área rival, como comenzó hacerlo Charles Aránguiz cuando saltó a la  y a la Selección Chilena.    

En síntesis, el profe Rueda no tiene dedos para el piano con teclas que demostraron la capacidad de tocar ofensivas, agresivas y hermosas sinfonías, que pusieron a Chile en la elite del fútbol mundial. Si Marcelo Bielsa regresara a Chile, lo más seguro es que jugadores remolones como César Pinares y Guillermo Maripán, serían sometidos a una exigencia física y psicológica que los haría volar dentro del campo de juego, y que los pondría en órbita de gol, como ocurre con Pablo Díaz en River Plate.

Dejar una Respuesta